¿Quiénes somos?

Misión

Katherinne digitalizando materialSomos un espacio de carácter regional abierto al público interesado, que guiado por la labor de recolección de Patricia Chavarría, desarrolla acciones sistemáticas de conservación, investigación, formación y difusión de las expresiones de la cultura tradicional, con el fin de resguardar la memoria oral campesina, desde una mirada humana y afectiva.

Visión

Aspiramos a ser un espacio de trabajo que contribuya a la puesta en valor de la cultura tradicional campesina, rescatando principios de identidad, humanidad y solidaridad.

Principios orientadores

En el desarrollo de nuestra labor, el Archivo ha asumido algunos principios orientadores que sustentan e identifican su trabajo:

  • La cultura tradicional hace alusión a dimensiones profundas de creación de sentidos de un grupo humano en relación a su habitar el mundo a lo largo del tiempo, y no se reduce a un listado de “hechos” o “supervivencias” campesinas.
  • El patrimonio cultural inmaterial está íntimamente ligado al patrimonio material, conformando una totalidad que se fragmenta sólo con fines analíticos.
  • La puesta en valor de dicho patrimonio implica no sólo conservarlo en condiciones y soportes adecuados, sino también difundirlo y reactivarlo en sus propios contextos.
  • Los valores que inspiran el trabajo del Archivo forman parte de la cosmovisión campesina y se relacionan con la solidaridad, el afecto, la humanidad y el respeto.

Nuestra historia

Paula Mariángel y Patricia ChavarríaEl Archivo de Cultura Tradicional abrió sus puertas en Concepción a la comunidad de la Región del Biobío en diciembre de 2005, gracias al apoyo visionario de la Corporación Cultural Artistas del Acero, dependiente de la Empresa Siderúrgica Huachipato. Su objetivo es resguardar el extenso trabajo de investigación y rescate de tradiciones campesinas que su directora, Patricia Chavarría, viene realizando desde 1964.

Fiestas religiosas, devociones, oficios campesinos, narrativa y repertorio musical tradicional son algunos de los aspectos estudiados, que a lo largo de su trayectoria quedan registrados en soportes documentales como cintas magnetofónicas, cassettes, cuadernos de campo, videos y fotografías. A ello se suman documentos en papel, discos de vinilo, CDs, partituras y producciones en diversos formatos donadas por investigadores, profesionales y aficionados de la región y del país.

La existencia del Archivo se fundamenta en la necesidad de contar con un espacio en el cual se pongan en valor estas expresiones de la tradición oral, siguiendo estándares de conservación para su adecuado almacenamiento, y dejando a disposición de estudiantes, tesistas, investigadores y público en general los fondos y colecciones que lo conforman.

El Archivo de Cultura Tradicional posee una trayectoria de trabajo de 10 años, tiempo en el que diversos profesionales, estudiantes y colaboradores han aportado al proceso de conservación de los documentos resguardados, y al desarrollo de diversas actividades de investigación, formación y difusión en torno a la cultura tradicional campesina.

Comentarios cerrados