Un Comentario

  1. A los ángeles del cielo,
    tengo de mandar pedir,
    una pluma de sus alas,
    para poderte escribir.

    Escribirte quisiera,
    papel no tengo,
    te escribiré en el centro
    de mi pañuelo.

    De mi pañuelo, sí,
    con letras verdes,
    para que cuando en cuando
    de mí te acuerdes.

    Con letras verdes,
    de mí te acuerdes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *