Un Comentario

  1. Vienen llegando los novios,
    con mucha felicidad,
    con la bendición del cura,
    dónde habrá mayor deidad.

    Ya se casaron los novios,
    con el cura verdadero,
    nadie los puede apartar,
    tan sólo el Dios de los cielos.

    Vivan los recién casados,
    y los que presentes están,
    los que han recebido esposa,
    y débenla de estimar.

    Reciba su nueva esposa,
    que con ella te casaste,
    despreciado padre y madre,
    tan sólo fue por amarte.

    Ella es una hermosa dama,
    paloma que Dios crió,
    para vuestra compañida,
    guardádle mucho su honor.

    Vivan novios y padrinos,
    vivan los santos del cielo.
    Vivan novios y padrinos,
    acompañados y suegros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *