Un Comentario

  1. Con el silencio ‘e la noche,
    con los rayos de la luna,
    ábreme tu puerta, cielo,
    antes que me den la una.

    Con el silencio ‘e la noche,
    con el golpe del reloj,
    ábreme tu puerta, cielo,
    antes que me den las dos.

    Con el silencio ‘e la noche,
    con el ruido ‘e las cadenas,
    sale mi amante a buscar,
    alivio para sus penas.

    Para toda la compaña,
    agüita de la corriente.
    Yo no sé cantar muy bien,
    pero soy condescendiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *