2 Comments

  1. Maravillosa la señora, que aunque se oye decir que ya no tiene voz para cantar nos entrega valioso «material de amor»..

  2. Yo siento y no sé qué siento,
    suspiro y no sé por qué.
    Ay, negro, del alma.
    Siento un fuego que me abrasa,
    mas apagarlo no sé.
    Ay, negro del alma.

    Estoy tan hecha al dolor,
    y el dolor tan hecho a mí.
    Ay, negro, del alma.
    No me hallo sin el dolor,
    ni el dolor se halla sin mí.
    Ay, negro, del alma.

    Si ofenden mi corazón,
    pierdo el contento y la calma.
    Ay, negro, del alma.
    Es un material de amor,
    no hay mal que no llegue al alma.
    Ay, negro, del alma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *